Extracto entrevista a Helen Keller -1916

Compartimos una muestra de las traducciones que nos traemos entre manos, que estarán dentro del próximo libro ¡¡Animamos a su difusión!!

Extracto de la entrevista a Helen Keller por Bárbara Bindley, publicada por New York Tribune en 1916

 “Durante un tiempo estuve deprimida” -su voz se entristece- “pero, poco a poco recobré la confianza y me di cuenta de que lo asombroso no era que existiese una realidad tan mala sino que pese a ella la humanidad hubiese avanzado tanto. Y ahora yo estoy en la lucha para cambiar las cosas. Puede que sea una soñadora, ¡pero los soñadores son necesarios para que las cosas se hagan!”su voz es casi un chillido de triunfo y su mano encontró y apretó mi rodilla en vibrante énfasis.

“¿Y, te sientes ahora más feliz que en el maravilloso mundo en el que soñabas vivir?” Pregunté.

“Sí”, contesta firmemente con una voz que va a tropezones. “La vida real, incluso cuando es más triste, es mejor que la ilusión”. (Esto dicho por una mujer para la que parecería que todas las cosas de la tierra no son más que eso.) “Las ilusiones están al capricho del soplo del viento. La verdadera felicidad debe venir de dentro, de un objetivo fijado y de la fe en nuestros semejantes. Y de eso tengo más de lo que nunca antes tuve.”

“¿Y todo esto vino después de que dejases la universidad?, ¿no aprendiste nada de esto en la universidad?”

“No” -una enfática, triunfante, casi terrorífica negación- la universidad no es lugar al que ir a buscar ideas. “Yo pensé que iba a la universidad a ser educada.” continuó mientras se serenaba y reía con más calma. “Soy un ejemplo de la educación que se ha impartido a las actuales generaciones. Se trata de un callejón sin salida. Las escuelas parecen amar el pasado y vivir en él.”

“Pero, usted sabe, ¿verdad?” intervine en favor de Msr. Macy “que las intenciones de sus profesores eran de lo mejor.”

“Pero no significaron nada,” contestó. “No me enseñaron cómo son las cosas, nada sobre los problemas vitales de la gente. Me enseñaron sobre el teatro griego y la historia romana, celebraban los logros de la guerra en vez de los de los héroes de la paz. Por ejemplo, dedicaron una docena de capítulos a la guerra mientras sólo unos párrafos a los inventores, y es éste sobre énfasis de las crueldades de la vida el que alimenta un ideal equivocado. La escuela me enseñó que era más correcto ser Napoleón que crear una nueva patata”.

Charles Chaplin y Helen Keller en 1916

Charles Chaplin y Helen Keller en 1916

Anuncios

Entrevista a Germán Guerrero, un músico sordociego que inspira…

Extracto de la entrevista a Germán Guerrero:

“Represento a las personas sordociegas en Colombia. Soy ciego total, con una pérdida auditiva del 50%. Soy estudiante de pedagogía musical y piano de la Universidad Nacional de Colombia. Estoy haciendo pasantía de trabajo de grado con la Orquesta Filarmónica de Bogotá.”

Germán Guerrero

CBP: Germán, ¿cómo fue tu escolaridad temprana? Me imagino que debiste asistir a una escuela especial, en vista de tu discapacidad sensorial doble (visual y auditiva).

GG: Estudié en un Instituto para ciegos, donde me rehabilité como persona ciega, aprendí el sistema Braille, el ábaco para matemáticas, autonomía para movilizarme y allí mismo estudié la primaria en la Jornada de la mañana y en las horas de la tarde inicié mis estudios en música. Aprendí a escribir la música en Braille, y fue mi segundo acercamiento al piano.

La discapacidad auditiva sobrevino a la edad de 16 años y en ese momento no representaba un obstáculo pero ha ido progresando.

CBP: ¿Dónde cursaste bachillerato? ¿Se hicieron adaptaciones para lograr acomodar tus necesidades en esos grados intermedios?

GG: El bachillerato lo cursé por radio durante tres años. Debía presentar un examen cada seis meses de todas las materias, si lo pasaba, era promovido. Escuchaba las clases en mi casa a través de la emisora llamada Radiodifusora Nacional del Colombia y los fascículos, semejantes a periódicos, uno de cada materia, me guiaban y con ellos hacía las tareas de todas las asignaturas. Así estudié todo mi bachillerato.

CBP: ¿Cuándo descubriste tu inclinación musical y cómo te iniciaste en los estudios musicales? ¿Eras un caso excepcional dentro de la academia de música o habían tenido ya experiencia con algún discapacitado sensorial?

GG: Descubrí mi inclinación musical porque me crié en la casa de la Familia DeGreiff, reconocida en Colombia por sus aportes a la poesía (León DeGreiff) y a la música (Otto DeGreiff). Varios músicos del mundo llegaban a la casa DeGreiff y decía para mí que algún día tenía que tocar como ellos. Inicié mis estudios musicales por un maestro que llegó a vivir a la Casa. Con él aprendí a leer el pentagrama y a los 9 años me senté por primera vez en un piano, y empecé a estudiar todo acerca de la música clásica. Las personas que me acompañaron en esta etapa no habían tenido experiencia en la enseñanza a discapacitados sensoriales.

Luego, ingresé al Instituto Colombiano para Niños Ciegos, al que me refería en la pregunta anterior, y complementé mis estudios musicales. Durante el bachillerato tomé clases particulares de piano clásico con un maestro y con su hija. En esa época tuve la oportunidad de estudiar en la Orquesta Sinfónica Juvenil de Colombia. Posteriormente, ingresé a la Universidad Nacional, donde ya se habían graduado dos invidentes como músicos.

CBP: ¿Qué tipo de adaptación pedagógica y de materiales se hizo necesaria para tu educación musical?

GG: Este aspecto ha constituido la mayor dificultad que se me ha presentado. Para poder responder en la Universidad he tenido que conseguir las partituras en Braille con mis propios medios, a través de amistades que me envían material desde otros países, porque en la Universidad no existe este tipo material. La familia DeGreiff conseguía para mí las partituras en Braille.

CBP: ¿Cómo haces para “leer música” – por eje. al deber aprender una nueva partitura?

GG: Solicito la partitura en Braille a otro país. Llega a un apartado aéreo. Luego me concentro frente a un piano que me tiene asignado la Orquesta Filarmónica de Bogotá y con una mano leo mientras toco con la otra, hasta que memorizo la obra.

CBP: Ya eres integrante de la Orquesta Filarmónica de Bogotá. ¿Has llegado a compenetrarte con los demás integrantes? ¿Recibes de ellos algún tipo de apoyo para poder cumplir con las obligaciones de la orquesta?

GG: Conozco bien a los integrantes de la Orquesta, con quienes he entablado amistad. En ellos me apoyo para conseguir las partituras en Braille. Mantenerme en la Orquesta depende más de mí que de ellos.

CBP: Perdona la curiosidad (es bienintencionada) pero ¿cómo logras seguir las pautas del Conductor? Particularmente, si se trata de un Conductor invitado, no familiarizado con tus necesidades.

GG: Previo a los ensayos de la Orquesta he aprendido lo que debo ejecutar, me reúno con el director y convenimos en qué momento debo iniciar y en qué momento debo finalizar. De otro lado, en la partitura se indican el tiempo y los movimientos en los que se debe interpretar la obra.

CBP: ¿A qué atribuyes tu éxito personal?

GG: A mi familia, porque de una manera u otra me ha apoyado para hacer lo que he querido hacer y por otro lado, a mi personalidad, porque es algo que he logrado a pesar de muchas dificultades que he tenido.

CBP: A lo largo de tu vida, ¿quiénes te han motivado y apoyado particularmente?

GG: Mi familia y especialmente la familia DeGreiff, a quienes debo todo lo que he logrado hasta el momento.

CBP: ¿Qué cualidades compartieron tus mejores maestros?

GG: Los mejores maestros me han visto como una persona normal, que como cualquier otra en esta carrera tiene logros y dificultades, me han exigido de acuerdo a mis capacidades, lo que me ha ayudado para poder avanzar.

CBP: ¿Hasta la fecha, cuáles han sido tus mayores satisfacciones personales?

GG: Lo que más me satisface hasta el momento es haber podido cumplir las metas alcanzadas: tocar piano, pertenecer a una Orquesta importante, haber entrado a la Universidad, entre otras.

CBP: ¿Qué recomendaciones tienes para los jóvenes con necesidades especiales?

GG: Que se tracen metas y se propongan cumplirlas. A pesar de la limitación que tengan, traten de ser una persona normal, que acepten a conciencia su limitación.

CBP: ¿Recomendaciones para sus padres y demás familiares?

GG: Piensen que el hecho de que su hijo o familiar tenga alguna limitación, no quiere decir que no pueda hacer nada en la vida, simplemente bríndenle la oportunidad de salir adelante de acuerdo a sus capacidades.

CBP: ¿Y muy importante, recomendaciones para sus maestros?

GG: Que cuando vayan a dictarle clases a una persona limitada la tengan muy en cuenta. Que le exijan según sus capacidades. Que sean conscientes de la dificultad para la adquisición del material para aprendizaje. Por más que esa persona ponga de su parte para salir adelante, se va a demorar más en hacerlo.

CBP: Entendemos que te desempeñas como vocero de una organización de sordociegos de Colombia. Cuéntanos sobre esta organización, sus integrantes y tu participación en ella.

GG: Esta Organización se creó hace seis años con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas sordociegas en Colombia. Es una entidad privada sin ánimo de lucro que no cuenta con apoyo estatal ni privado, recibe ayuda de Organizaciones similares más grandes de otros países. Tiene una Junta Directiva, de la cual yo soy el Secretario. Cuenta con 50 integrantes sordociegos en Bogotá y un grupo de 15 a 20 personas en diferentes partes del territorio nacional.

Como Secretario tengo la responsabilidad de darle curso a los documentos, elaborar las actas de Junta directiva, de Asambleas Ordinarias y Extraordinarias y demás reuniones realizadas.Trabajamos en conjunto con la Federación Nacional de Sordos FENASCOL y con la Sociedad de Sordos de Bogotá. Nos reunimos con el Instituto para Sordos INSOR y tenemos el apoyo de los Sordociegos de Inglaterra, quienes actualmente están realizando un proyecto llamado SENSI Internacional. Pertenecemos a la Federación Latinoamericana de Personas Sordociegas con sede en Ecuador y pertenecemos a la Federación Mundial de Personas Sordociegas de Suecia.

CBP: ¿Cuáles son tus aspiraciones a futuro?

GG: Mis aspiraciones a futuro son terminar mi carrera en la Universidad, poder ir a otros países para relacionarme con instituciones de personas discapacitadas, poder hacer una especialización en música en otro país y lograr ubicarme algún día a nivel laboral.

Con Ehsan Ullah Khan, el amigo de Iqbal Masih

Esta semana hemos conocido de primera mano la historia de Iqbal Masih gracias a su amigo y compañero de lucha Ehsan Ullah Khan ¡¡AGRADECIDAS!! y con mucho entusiasmo para seguir formándonos juntos y abrir nuestro corazón a los problemas del mundo como dijo Helen Keller

10323065_785857011432182_1479178956_n (1)

Ehsan Ullah Khan con sólo 20 años se ha involucró en los problemas sociales y legales relacionados con el trabajo forzado para pagar deudas adquiridas, que está ampliamente extendido no sólo por Pakistán sino por muchos otros países del sur de Asia. Estas luchas de juventud en la que afrontó amenazas, mientras los trabajadores eran golpeados y asesinados resultaron ser el primer escalón de una vida entera dedicada a la lucha contra el trabajo esclavo e infantil.

Fundó en 1988 el BLLF (Frente de Liberación del Trabajo Forzado). Sus esfuerzos por luchar contra la esclavitud laboral los ejerció trabajando como periodista y numerosas veces fue arrestado debido a sus labores en defensa de los derechos humanos. Fue arrestado y torturado en Lahore.
Ehsan Ullah Khan ha sido obligado a vivir exiliado fuera de Pakistán desde 1995, después del asesinato de Iqbal Masih, uno de los niños esclavos a los que liberó, que llegó a ser un reconocido luchador contra la esclavitud infantil, y mártir con tan sólo 12 años.

Ehsan_con_Iqbal

Un niño de 12 años inventa una impresora braille con piezas lego

¡Nos alegramos de compartir historias como éstas!

Con tan solo 12 años el californiano Shubham Banerjee ha revolucionado el mercado de las impresoras braille, un producto cuyo precio incluso supera los 2.000 dólares. Con una revolucionaria, y muy sencilla idea, este joven ha conseguido abaratar de forma radical esta industria consiguiendo fabricar un dispositivo con piezas de Lego destinado a hacer más accesible el alfabeto de los invidentes.

Lo que nació como un proyecto escolar para la clase de ciencias se ha convertido en un vuelo mucho más alto. Banerjee se planteó la posibilidad de abaratar estas máquinas y persiguió este objetivo hasta demostrar que con unos recursos más bien escasos se podía conseguir.

El pequeño genio utilizó el kit Lego Mindstorms EV3 y algunas piezas de hardware. El resultado es una sencilla y económica máquina que Banarjee ha bautizado como Braigo, un sistema capaz de imprimir cualquier letra del alfabeto braille en un rollo de papel como el que utilizan las máquinas de recibos.

A pesar de la trascendencia que su revolucionario invento podría alcanzar, Banerjee ha decidido apartarse del mundo avaricioso de las patentes y el dinero y ya ha comenzado a difundir en internet los pormenores de Braigo, con la única intención de apoyarse en otros científicos que le ayuden a mejorar el invento y sobre todo con el objetivo central de permitir a las todas las familias del mundo acceder a un objeto que actualmente no muchos se pueden permitir.

 

 

“Cómo me convertí en una socialista” por Helen Keller

El 3 de Noviembre de 1912, Helen Keller publicó un Ensayo titulado “Como me convertí en una socialista” Este grupo ha traducido un extracto encontrado en publicaciones estadounidenses del año 1967.

Mi lectura ha sido limitada y lenta. Leo los periódicos bimensuales alemanes socialistas que están transcritos al braille. Tengo también el Programa de Erfurt del partido socialdemócrata alemán co escrito por Kautsky. El resto de literatura socialista que he leído ha sido la que un amigo me deletreaba en las manos tres veces por semana. La revista que más le solicitaba era “Socialista Nacional” También leí artículos de la Revista Internacional Socialista. La ortografía manual llevaba mucho tiempo. No es cosa fácil leer un libro de 50.000 palabras sobre economía, pero es un placer, y así fue como llegué a conocer a todos los autores socialistas clásicos.

Lo compartimos con el propósito de que pueda difundirse. Solamente pedimos que se respete la fuente en caso de su reproducción por respeto al trabajo que hay detrás: Cómo me convertí en una socialista

Fuente: Helen Keller: Sus Años Socialistas (International Publishers, 1967)
Extraído y traducido: Silvia Rumeu Navarro

Me gustaría hacer una declaración de mi posicionamiento socialista, corregir algunas informaciones falsas
y responder a las críticas que me parecen injustas.
Primero – ¿Cómo me convierto en una socialista? Mediante la lectura. El primer libro que leí fue “New Worlds for Old” (H.G Wells 1908). Lo leí por recomendación de la señora Macy (Anne Sullivan). Ella se sintió atraída por su calidad imaginativa, y esperaba que su estilo eléctrico pudiera estimularme y despertar cierto interés en mí. Cuando me dio el libro, ella no era socialista y tampoco lo es ahora.
Mi lectura ha sido limitada y lenta. Leo los periódicos bimensuales alemanes socialistas que están transcritos al braille. Tengo también el Programa de Erfurt del partido socialdemócrata alemán co escrito por Kautsky. El resto de literatura socialista que he leído ha sido la que un amigo me deletreaba en las manos tres veces por semana. La revista que más le solicitaba era “Socialista Nacional” También leí artículos de la Revista Internacional Socialista. La ortografía manual llevaba mucho tiempo. No es cosa fácil leer un libro de 50.000 palabras sobre economía, pero es un placer, y así fue como llegué a conocer a todos los autores socialistas clásicos.
Segundo – A la luz de todo lo anterior me gustaría hacer un comentario respecto a fragmento escribo sobre mí que fue impreso en “Common Cause” y reimpreso en “Live Issue”, dos publicaciones antisocialistas. He aquí una cita de esa pieza: “Durante veinticinco años, la señorita Keller ha estado instruida y ha sido acompañada constantemente por su profesora, la Sra. Macy y su marido John Macy. Tanto el señor como la señora Macy son entusiastas propagandistas marxistas, y no es de extrañar que la señorita Keller, por depender en su vida diaria de los apoyos de ambos, haya bebido de tales opiniones.”
El Sr. Macy puede ser un propagandista entusiasta marxista, aunque lamento decir que no ha mostrado mucho entusiasmo en la propagación de su marxismo a través de mis manos. La Sra. Macy no es marxista ni socialista. Por lo tanto, no es verdad lo que escriben. El editor debe haber inventado eso; ha salido de la nada, y si esa es la forma en que su mente trabaja, no es de extrañar que se oponga al socialismo. No tiene el sentido común suficiente como para ser socialista o cualquier otra cosa que intelectualmente valga la pena.
Consideremos otra cita del mismo artículo:
“Sería difícil imaginar algo más patético que la explotación actual de la pobre Helen Keller por los socialistas de Schenectady. Durante semanas los organismos del partido de prensa han anunciado el hecho de que ella es socialista, y que está a punto de convertirse en miembro de la nueva Junta de Bienestar Público de Schenectady”
No me gusta la simpatía hipócrita de ese documento, pero me alegro si saben lo que significa la palabra “explotación” Vayamos a los hechos. Cuando el alcalde Lunn se enteró de que yo podría ir a Schenectady, propuso a la Junta de Beneficencia Pública que se me reservara un lugar allí. Nada se imprimió ni publicó sobre esto en “The Citizen”, publicación del alcalde Lunn. Pero los reporteros de la prensa capitalista se enteraron del plan, y aprovechando la ausencia del alcalde en Schenectady, la publicación “Knickerbocker Albany” hizo el anuncio. Primero se envió un telegrama por todo el país, y luego comenzó la “explotación” en prensa. Su difusión primera fue lanzada por los capitalistas. Los periódicos imprimían la noticia, y algunos de ellos escribieron incluso editoriales de bienvenida. Pero “The Citizen” no mencionó mi nombre durante todas las semanas en las que los reporteros fueron llamando por teléfono y telégrafo para solicitar entrevistas. Fue la prensa capitalista la que explotó la noticia, no porque le importe el socialismo, al contrario, lo odia, sino porque mi nombre es sinónimo de publicidad y ventas. Estábamos ya hartos de negar que yo estuviera en Schenectady, y comencé a tener aversión al periodista que publicó por primera vez la “noticia”.
Todos los periodistas que vinieron a verme eran de periódicos comerciales. Ningún periódico socialista, ni tampoco una llamada de “Socialista Nacional”; ninguno de ellos me pidió un artículo. El editor de “The Citizen” dio a entender al señor John Macy que él quisiera, pero que era demasiado fino y considerado como para pedirlo categóricamente.
The New York Times me pidió un artículo. El editor del Times me escribió asegurándome que su publicación sería un medio útil para llegar a muchísimos lectores. Me envió un telegrama pidiéndome que le enviara un relato de mis planes y esbozara mis ideas de lo que serían mis obligaciones como miembro de la Junta de Beneficencia pública de Schenectady. Me alegro de no haber respondido a esta solicitud, pues días más tarde, el 21 de septiembre, el Times publicó una editorial en la que decía:
“La bandera es gratis. Pero no deja de ser destestable. Es el símbolo de la anarquía y llevar el símbolo de la anarquía, hace perder todo derecho al respeto y simpatía” Me gustan los periodistas. He conocido a muchos, y dos o tres editores han estado entre mis amigos más íntimos. Por otra parte, los periódicos han sido de gran ayuda en el trabajo que hemos estado tratando de hacer por las personas ciegas. No presentan reticencias a la hora de prestar su ayuda para trabajar para las personas ciegas y para otras organizaciones benéficas superficiales. Pero el socialismo – ah ¡eso es otra cosa!- Eso va a la raíz de toda la pobreza y la caridad. El poder del dinero está detrás de los periódicos y los editores, obedientes a la mano que les da de comer; No van a reparar en poner límites para acabar con el socialismo y socavar la influencia de los socialistas.
The Brooklyn Eagle dice a propósito de mí y del socialismo que: “los errores de Helen Keller surgen de las limitaciones evidentes de su desarrollo” Hace algunos años conocí a un señor que me fue presentado como el señor McKelway, editor del Brooklyn Eagle; fue después de una reunión que tuvimos en Nueva York en favor de los ciegos. En ese momento los elogios que me daba eran tan generosos que me sonrojo al recordarlos. Pero ahora que “he salido por la vía del socialismo” le recuerda al público que soy ciega, sorda y especialmente susceptible de equivocarme. Debo haber reducido en inteligencia durante los años transcurridos desde que lo conocí. Sin duda, es su turno de ruborizarse. ¡Oh! ridículo Brooklyn Eagle, socialmente ciego y sordo, que defiende un sistema intolerable, un sistema que es la causa de gran parte de la ceguera y la sordera física que estamos  tratando de evitar. Soy capaz de leer. Soy capaz de leer todos los libros socialistas en inglés, alemán y francés.  Sueño con escribir un libro que contribuya al movimiento socialista. Su título sería: “Ceguera Industrial y Sordera Social”